Las Muestras de Vellosidad Coriónica es una investigación médica utilizada para el chequeo de diagnósticos o como medio para la recogida de muestras en la prueba de paternidad prenatal. La prueba se puede realizar entre la 10ª-12ª semana del embarazo (un poco antes que la amniocentesis) e implica la inserción de una aguja a través de la vagina con el fin de extraer una muestra de vellosidades coriónicas. Las vellosidades coriónicas son estructuras que recubren la placenta con el fin de aumentar la superficie y maximizar el contacto con la sangre de la madre. La prueba conlleva ciertos riesgos entre ellos infección, aborto involuntario o pérdida de líquido amniótico. La muestra que se recoge es rica en ADN fetal  y por tanto puede ser utilizada para una prueba de paternidad prenatal. Sin embargo, los riesgos que conlleva la recogida de muestra de vellosidades coriónicas, disuade bastante como método para las pruebas de paternidad. Actualmente,  ya están disponibles las pruebas de paternidad prenatal no invasivas mediante una simple extracción de sangre, por lo que el muestreo por vellosidades coriónicas ya se puede evitar para determinar la paternidad.

x

Utilizamos cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación, analizar el tráfico de la página web, personalizar el contenido y publicar anuncios específicos. Lea sobre cómo usamos las cookies y cómo puede controlarlas haciendo clic en "Configuración de cookies". Si continúa utilizando esta web, acepta nuestro uso de cookies.